Haber dejado que nos distraigan

«… La pena es que resulta un poco triste haber malgastado gran parte de la posibilidad que teníamos de vivir una vida más rica. El no haber aprovechado todo nuestro potencial. Haber dejado que nos distraigan. Distraerse puede significar también desviar la atención de uno mismo. Ni más ni menos. Lo cual me hace pensar en una palabra con mayor carga negativa aún: pasatiempo. Dejar pasar el tiempo. No detenerse, sino dejar que nos afecten el ruido, las expectativas y las imágenes. Permitir que nos distraigan en lugar de demorarnos en lo que estamos haciendo y en otras cosas que podríamos hacer. No quiero decir que sea sencillo, pero puede que valga la pena intentarlo.»

Erling Kagge, El silencio en la era del ruido. Taurus, 2017

 

Publicado en filosofía, libro, pensamiento | Etiquetado , | Deja un comentario

La última vez que los vi hace veintidós años

«… Dos amigos míos tenían planeado escalar el Everest. Una mañana muy temprano dejaron el campamento base para subir por la cara suroeste de la montaña. Escalaron sin problemas. Los dos alcanzaron la cima, pero entonces estalló una tormenta. Enseguida comprendieron que no podrían descender con vida. El primero consiguió ponerse en contacto telefónico vía satélite con su mujer, que estaba embarazada. Entre los dos decidieron cómo iba a llamarse el niño que estaban esperando. Y luego se durmió en la cima misma de la montaña. El otro no pudo localizar a nadie antes de morir. Nadie sabe lo que pasó en la montaña aquella tarde. Gracias al clima seco y frío que hay a más de ocho mil metros de altura, estarán congelados. Estarán allí tranquilamente, como eran, más o menos como estaban la última vez que los vi hace veintidós años.”

Erling Kagge, El silencio en la era del ruido. Taurus, 2017

 

Publicado en filosofía, libro, pensamiento | Etiquetado , | Deja un comentario

Lo que destruye la sexualidad

«… Carne en latín se dice caro. En la época postsexual la pornografía se radicaliza convirtiéndose en carografía. Lo que destruye la sexualidad no es la negatividad de la prohibición o de la abstinencia, sino la positividad de la sobreproducción. El exceso de positividad constituye la patología de la sociedad actual. Lo que la enferma no es la carestía, sino la demasía.»

Byung-Chul Han, La desaparición de los rituales. Herder, 2020

 

Publicado en filosofía, libro, pensamiento | Etiquetado , , , | Deja un comentario

La seducción

«… La seducción presupone un distancia escénica y lúdica que me conduce lejos de mi psicología. La intimidad del amor abandona ya la esfera de la seducción. Es el final del juego y el comienzo de la psicología y de la confesión. La intimidad desconfía de las escenificaciones. La erótica como seducción es algo distinto a la intimidad del amor. En la intimidad se pierde lo lúdico. La seducción se basa en la extimidad como lo contrario de la intimidad, en la exterioridad de lo distinto, que es inasequible a lo íntimo. De la seducción es constitutiva la fantasía para imaginar al otro

Byung-Chul Han, La desaparición de los rituales. Herder, 2020

 

Publicado en filosofía, libro, pensamiento | Etiquetado , , | Deja un comentario

La seducción del lenguaje

«… Lo misterioso no es el significado, sino el significante sin significado. Tampoco los conjuros mágicos transportan ningún significado. Son en cierto modo signos vacíos. Por eso parecen mágicos, como puertas que conducen al vacío. Tampoco a los signos rituales se les puede atribuir un sentido unívoco. Por eso parecen misteriosos. La progresiva funcionalización e informalización del lenguaje elimina el exceso, el sobreexcedente del significante. Eso produce el desencantamiento del lenguaje. De las puras informaciones no emana ninguna magia. No seducen. El lenguaje solo despliega su esplendor, su fuerza seductora gracias al exceso del significante. La cultura de la información pierde esa magia que se basa en el significante vacío. Hoy vivimos en una cultura del significado, que rechaza el significante, la forma, por superficial. Esa cultura es hostil al gozo y a la forma.»

Byung-Chul Han, La desaparición de los rituales. Herder, 2020

 

Publicado en filosofía, libro, pensamiento | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

La magia del umbral

«… Los ritos de paso, rites de passage, estructuran la vida como si fueran sus estaciones. Quien traspasa un umbral ha concluido una fase vital y entra en otra nueva. Los umbrales en cuanto transiciones ritman, articulan e incluso narran el espacio y el tiempo. Posibilitan una profunda experiencia del orden. Los umbrales son transiciones que requieren mucho tiempo. Hoy son demolidos para favorecer una comunicación y una producción aceleradas y sin fisuras. A causa de ello nos empobrecemos de espacio y de tiempo. Al tratar de producir más espacio y más tiempo los perdemos. Ellos sufren la pérdida de su lenguaje y enmudecen. Los umbrales hablan. Los umbrales transforman. Más allá del umbral está lo distinto, lo foráneo. Sin la fantasía del umbral, sin la magia del umbral, solo queda el infierno de lo igual. Lo global se instaura a costa de desmantelar sin escrúpulos los umbrales y las transiciones. Las informaciones y las mercancías prefieren un mundo sin umbrales. La lisura y la pulidez que no ofrecen resistencia aceleran la circulación. Las transiciones, que requieren mucho tiempo, se desintegran hoy reduciéndose a rápidas vías de paso, a continuos enlaces e interminables clics.»

Byung-Chul Han, La desaparición de los rituales. Herder, 2020

 

Publicado en filosofía, libro, pensamiento | Etiquetado , , | Deja un comentario

El silencio no produce nada

«… La comunicación sin comunidad se puede acelerar, ya que es aditiva. Por el contrario, los rituales son procesos narrativos, no permiten ninguna aceleración. Los símbolos están detenidos, las informaciones no. Las informaciones existen en la medida en que circulan. El silencio no significa otra cosa que detención de la comunicación. El silencio no produce nada. En la época posindustrial el ruido de las máquinas deja paso al ruido de la comunicación. El aumento de información y de comunicación promete un incremento de la producción. Así es como la presión para producir se expresa como una presión para comunicar.»

Byung-Chul Han, La desaparición de los rituales. Herder, 2020

 

Publicado en filosofía, libro, pensamiento | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Presión para comunicar

«… El reposo y el silencio no tienen cabida en la red digital, cuya estructura corresponde a una atención plana. Aquellos presuponen un orden vertical. La comunicación digital es horizontal. En ella no sobresale nada. Nada se ahonda. No es intensiva, sino extensiva, lo que hace que aumente el ruido de la comunicación. Como no podemos guardar silencio, tenemos que comunicarnos. O no podemos guardar silencio porque estamos sometidos a la presión para comunicar, a la presión para producir. La libertad, la emancipación de la palabra que ordena guardar silencio, se expresa como presión para comunicar. La libertad vuelve a tornarse coerción.»

Byung-Chul Han, La desaparición de los rituales. Herder, 2020

 

Publicado en filosofía, libro, pensamiento | Etiquetado , , | Deja un comentario

Darse postín

«… La comunicación digital se está convirtiendo hoy cada vez más en una comunicación sin comunidad. El régimen neoliberal impone la comunicación sin comunidad, aislando a cada persona y convirtiéndola en productora de sí misma. La palabra “producir” viene del latín producere, que significa exhibir o hacer visible. La palabra francesa produire conserva aún el significado de mostrar. Se produire significa “presentarse”, “dejarse ver”. El coloquialismo alemán sich produzieren, “darse tono” o “darse postín”, se remonta a la misma etimología. Hoy nos “damos tono” en todas partes y forzosamente, por ejemplo en las redes sociales. Lo social se somete por completo a la autoproducción. Todo el mundo se autoproduce, se “da tono” para llamar más la atención.»

Byung-Chul Han, La desaparición de los rituales. Herder, 2020

 

Publicado en filosofía, libro, pensamiento | Etiquetado , , , | Deja un comentario

El pensamiento habrá sido solo un breve episodio

«… El saber que produce el big data o los grandes volúmenes de datos es inasequible a nuestra comprensión. La capacidad de comprensión de las facultades cognoscitivas humanas es demasiado pequeña. Los procesadores son más rápidos que el hombre justamente porque no piensan ni comprenden, sino que se limitan a calcular. Los dataístas afirmarían que el hombre inventó el pensamiento porque no puede calcular con bastante rapidez, y que al final el pensamiento habrá sido solo un breve episodio.»

Byung-Chul Han, La desaparición de los rituales. Herder, 2020

 

Publicado en filosofía, libro, pensamiento | Etiquetado , , , | Deja un comentario