Archivo mensual: julio 2011

No te preocupes

«—¿Cuántos pájaros has matado en tu vida, Justina? —Muchos, Susana. —¿Y no has sentido tristeza? —Sí, Susana. —Entonces ¿qué esperas para morirte? —La muerte, Susana. —Si es nada más que eso, ya vendrá. No te preocupes.» Juan Rulfo, Pedro Páramo. … Seguir leyendo

Publicado en libro, Literatura | Deja un comentario

El único futuro de los hombres

«…  La vida sin fin que tú persigues, No la encontrarás jamás. Cuando los dioses Crearon a los hombres, Le asignaron La muerte, Reservándose la inmortalidad Para ellos solos. En cuanto a ti, Llena la panza, Vive alegre Noche y … Seguir leyendo

Publicado en libro, Literatura | 4 comentarios

Cerrarle la puerta a la angustia

«…  ¡Si pudiera Cerrarle la puerta a la angustia! ¡Si pudiera bloquearla Con betún, con asfalto! Pero el Destino No me deja reposar: Ha acabado conmigo, Tal es mi infortunio.» La epopeya de Gilgamesh. Madrid, Akal, 2004

Publicado en libro, Literatura | Deja un comentario

Los posos de la cerveza

«…  Sintió ganas de maldecir también A la Cortesana: “¡Vamos! Lalegre, Que te asigno ahora un destino Y que contra ti profiero Una maldición poderosa, Que se apodere de ti Lo más rápido posible. Jamás te construirás Un hogar feliz. … Seguir leyendo

Publicado en libro, Literatura | Deja un comentario

¡Se había vuelto inteligente!

«… “Desnúdate, Lalegre, Descubre tu sexo que él tome tu voluptuosidad Y no temas Agotarlo. Cuando te vea así Se abalanzará sobre ti: Deja pues caer tu vestido Para que él se acueste sobre ti, Y haz con él, con … Seguir leyendo

Publicado en libro, Literatura | Deja un comentario

La cabeza entera en el polvo

«… “Nos hemos alzado con gran gloria: hemos matado al divino Héctor, a quien los troyanos en la ciudad invocaban como a un dios.” Le taladró por detrás los tendones de ambos pies desde el tobillo al talón, enhebró correas … Seguir leyendo

Publicado en libro, Literatura | Deja un comentario

Mi maldito destino

«… Aquiles, de la casta de Zeus, levantó la gran lanza, furioso por herirlo; y él corrió se abrazó a sus rodillas, agachándose. La pica pasó por encima de la espalda y quedó en tierra enhiesta, ansiosa de saciarse de … Seguir leyendo

Publicado en libro, Literatura | Deja un comentario