No hay camino de vuelta

«… El mayor recordaba que, en otro tiempo, habían recorrido aquel camino excavado en la dirección opuesta. Por entonces, el más joven aún vivía con los padres. El mayor sentía un nudo en la garganta por la pena de la despedida. Al dejar atrás el camino excavado, el más joven le había dicho: “Ahora te irás al mundo”.
Aquellas palabras encerraban cierta inquina. El mayor había comprendido que tampoco el hermano se quedaría en el pueblo. ¿Debería haberle dicho que, allende aquel camino excavado, no había encontrado más que desórdenes del corazón y el anhelo de volver a casa? ¿Y que lo único que buscaba ahora era el camino de vuelta? Pero no hay camino de vuelta, hermano, eso es lo que tendría que haberle dicho en lugar de guardar silencio.»

Hermann Ungar,  Los hermanos, en Narrativa completa. Siruela, 2017

Anuncios
Esta entrada fue publicada en libro, Literatura y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s