Archivo de la categoría: Literatura

Mientras haya lectores

«… Ciertas lecturas se resisten a las pantallas. Hay algo intrínsecamente profano en ellas. Acaso sea su promiscuidad: lo mismo pueden representar páginas de la Biblia que imágenes de porn stars, de gatitos que de cadáveres, de Borges que de Coelho. La pantalla es la … Seguir leyendo

Publicado en libro, Literatura | Etiquetado | Deja un comentario

Comunicar algo esencial

«… Las cartas, aunque sean electrónicas, siguen vivas entre los amantes, y dudo que lleguen a ser desplazadas por videograbaciones en el ámbito sentimental. Su vitalidad reside en el surplus de arrojo y de elocuencia que la escritura nos concede cuando se trata de … Seguir leyendo

Publicado en Literatura | Etiquetado , | Deja un comentario

Cada alma

«… —Cierto, Dios no existe. No obstante, al menos en el mundo que espero y por el cual rezo, cada alma tendrá una oportunidad. No habrá más seres que no han nacido aguardando a la puerta, gimiendo para que los … Seguir leyendo

Publicado en libro, Literatura | Etiquetado , | Deja un comentario

La consumación de la razón

«… —Piensa entonces en ese momento, el momento en que estás solo con quien amas de veras, deseas de veras. El momento de la consumación. ¿En dónde está lo que llamas razón en ese instante? ¿Está totalmente obliterada, de modo … Seguir leyendo

Publicado en libro, Literatura | Etiquetado , | Deja un comentario

Un abismo en sus ojos

«… Moritz se encontraba de nuevo en la planta de arriba. Tras llamar a la puerta, pasó un rato considerable hasta que oyó un “adelante” con voz clara. Tina se había desvestido y estaba sentada frente al espejo del tocador, … Seguir leyendo

Publicado en libro, Literatura | Etiquetado , | Deja un comentario

Mujer y hombre

«… Las mujeres están creadas a partir de una costilla curva; los hombres, a partir de un terrón de tierra. Algo curvo y algo redondo han de encajar bien.» Rudolf Borchardt. El amante indigno. Ardicia, 2017

Publicado en libro, Literatura | Etiquetado , | Deja un comentario

Lo único que podía hacer aparecer todavía una sonrisa

«… Al llegar a la encrucijada siguiente, donde terminaba el mercado callejero, se asombró de encontrar un grupo formado por dos o tres mendigos, uno de los cuales debía ser ciego. ¿Era posible que, al lado de tanta comida que … Seguir leyendo

Publicado en libro, Literatura | Etiquetado , , , | Deja un comentario